miércoles, 7 de enero de 2015

Las ventajas del onanismo gay



Los gays y las lesbianas juegan (con su miembro) con una gran ventaja: cuando fantasean con una persona de su mismo sexo -con la intención de masturbarse, se entiende-, pueden tocarse imaginando que su cuerpo es el del otro.

Sus fantasías son mucho más realistas porque como mínimo los genitales son iguales y su cuerpo, aunque pueda o no parecerse al de la otra persona, siempre tendrá una forma mucho más similar que la de un heterosexual imaginando que el cuerpo que toca es el de una persona del sexo opuesto.

No sé si esta teoría es muy loca ni cuánto de verdad hay de ella, así que si hay alguien homosexual en la sala que lo corrobore o lo desmienta y salimos de dudas.

2 comentarios:

Hans Christian Rodríguez dijo...

Este tema, en realidad, traspasa la frontera de la orientación sexual para culminar en el colmo del onanismo. El que uno se excite consigo mismo (cosa que no he visto nunca en ningún gayer), seguramente responda a algo más allá de la orientación sexual. Crazyness!

Anónimo dijo...

mmm...mmmmm...mmmmm

Esta noche no podré conciliar el sueño dada semejante duda existencial.

:-)

S0uto

Artículos relacionados

Artículos relacionados