lunes, 1 de noviembre de 2010

Microrrelato: Dieta publicitaria

Termina el anuncio de bombones Lindor que están dando por la tele y dice muy seria:
- Hijos de puta

Acto seguido, abre un cajón.

2 comentarios:

un completo gilipollas dijo...

Menos mal que no echaban una porno en la tele...

Siempre suyo
Un completo gilipollas

al dijo...

Es verdad. Tienen que ser muy hijos de puta para aprobar/encargar un spot con creatividad cero.

Sólo espero que en el cajón hubiera algún producto de la competencia.

Artículos relacionados

Artículos relacionados