viernes, 3 de septiembre de 2010

Hacer humor con la resignación gatuna

No entiendo por qué la gente define a los gatos como animales inexpresivos, con "cara de nada".

Esa expresión que tienen el 80% del tiempo no es flemática, sino de resignación. Los gatos son seres que se consideran superiores a los que les rodean, por lo que viven resignados la mayor parte del tiempo; exceptuando momentos de dispersión en los que -por ejemplo- acechan moscas o juguetean con cualquier objeto que tenga o simule un movimiento espontáneo.

Esos momentos son los que les difuminan las ganas de arañarse las venas; es durante esas breves ráfagas de vida y esperanza donde tiene lugar un cambio de expresividad en su rostro, que reside en una modulación mínima de la cara de resignación. Mínima pero suficiente; a eso se le llama economía del lenguaje no verbal.

Ahí está en gran parte la gracia de estos animales; en su cara de stand by y las leves variaciones de la misma. Ponerla a prueba asegura momentos de gran risibilidad.

Hace unos días encontré unas fotos en el facebook de una ex-compañera de piso que sirven de ejemplo:


gato totalmente inexpresivo ante la tentativa de su dueño por comerselo


gato totalmente inexpresivo ante la tentativa de su dueño por comerselo


gato totalmente inexpresivo ante el atentado de su dueño por comerselo
Es evidente que si el tipo hiciera la bromita con cualquier otro animal, las fotos no tendrían la más mínima gracia.

Así que, quien quiera hacer fotos divertidas de gatos, sólo tiene que aprovechar su resignación. Yo ya lo hice y este fue el resultado:

señora pasandole el aspirador al gato Ver vídeo de mi madre pasándole el aspirador al gato


Y por eso mola Lolcats.

6 comentarios:

josé gregorio flores matute dijo...

wow, guau, buen regreso...

Nesta dijo...

Nota: Ningún gato sufrió daños en la realización de este post.

la abuela bloguera dijo...

No hace falta ser listo: http://www.losmejoresdestinos.com/londres_guardia.jpg

un completo gilipollas dijo...

Que asco los gatos... por el amor de Dios. Eso si, si tuviese que reencarme en algo sería en gato o en George Clooney.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Asterisco dijo...

No puedo estar más de acuerdo con la teoría.
Aunque reconozco que mi gata tiene al menos 3 caras distintas, a cual más resignada, eso sí.
P.D.: "agradecida, y emocionada... solamente puedo decir: gracias por venir (o volver, mejor dicho)"

oscar dijo...

eso se lo lo hago yo a mi perro para no tener que cepillarlo, anda que no le gusta

Artículos relacionados

Artículos relacionados