jueves, 20 de agosto de 2009

¡¿Quién quiere ser millonario?!

logo del programa de television quien quiere ser millonarioPropongo una nueva versión de ¿Quién quiere ser millonario? en la que el título se lea como si fuera una pregunta retórica totalmente irónica: ¡¿Quién quiere ser millonario?!, ¡¿Quién va a querer ser millonario?!

En esta versión alternativa del programa, el objetivo de los participantes será fallar todas las preguntas a posta para demostrar que les da igual el dinero, que realmente son felices con poco y que no ostentan una vida material. Un concurso en el que los concursantes ponen a prueba su humildad.


Mecánica

El jugador empieza con 1 millón en su marcador; y por cada pregunta errónea se le resta una cantidad de dinero, hasta llegar a cero fallando la última pregunta. Si durante el transcurso del juego el concursante acierta una de las preguntas, se lleva automáticamente la cantidad que le queda en su marcador.

Las preguntas serán totalmente obvias, y sólo habrá una errónea; de modo que si el concursante acierta será porque es estúpido o porque es codicioso. Objetivo de humillación y ridiculización pública en ambos casos.

Claro, diréis; "pues a mí por un millón de euros me da igual quedar en ridículo ante toda España". Pero aquí nadie ha hablado de euros. La moneda será una de esas que están tan devaluadas, un dato que se le omitirá por completo a los participantes, quienes darán por hecho que se trata de nuestra moneda en curso.


El Ganador

¿Qué pasa si alguien falla todas las preguntas? ¿Se va realmente con las manos vacías y el pecho palomo pensando que podría haber ganado 1 millón de euros si hubiera renunciado a su orgullo? Por supuesto que no, esto es televisión; hay que exprimir la emoción a tope.

Si alguien consigue resistir la tentación hasta el último momento, perdiéndolo todo; se le contará que como ha demostrado ser una persona con una gran integridad moral merece llevarse realmente un millón de euros, pero cuando coja el cheque sonará una gran bocina de esas de hacen un "Uauauauaaaaaaa" totalmente nasal y el presentador le dirá: "¡Oh! Vaya, Jesús, ¡qué pena! Querido amigo... ¡esta era la última prueba! Tendrías que haber rechazado el cheque para demostrar que eres una persona pura y honesta. Es una lástima que todo este calvario haya sido en vano, pero aún así has sido un duro participante. Que pase el siguiente.".

En caso de que el concursante rechace el cheque, el presentador volverá a ofrecérselo alegando que ésta era la última prueba, y que al rechazarlo la había superado. Si de nuevo vuelve a rechazarlo, se generará un bucle infinito en el que el presentador seguirá intentando convencer al concursante de que "Esta vez sí, de verdad; juro por la audiencia que esta era la última prueba"; pero nunca será así, de modo que finalmente, ya sea por fatiga, hambre u otras necesidades fisiológicas, el concursante aceptará el dinero y lo que quedará en la mente de todos los telespectadores es que no queda ninguna esperanza para la raza humana, que está totalmente corrompida.


8 comentarios:

Nando dijo...

Me gusta la idea, yo lo vería... ero quizá introduciría alguna variante como un regalo absurdo a los participantes que más resistan: un secador si es calvo, un paquete de compresas si es hombre, una muñeca hinchable si es mujer...

Alex Kocher dijo...

Pues yo sí que le daría el dínero. 1 millón de florines hungaros por ejemplo (266 florines x euro al cambio) en monedas de 1, y entonces comienza la segunda parte del concurso: un gymkana para intentar salir del plato con todas las monedas a la espalda. La imágen del concursante arrastrandose como una tortuga entre los pies del público es un extra de humillación que todos los codiciosos deberían temer.

Por cierto, he estado fuera de España, ¿alguien sabe la combinación ganadora de la primitiva del sábado?

Equipo biofrutas dijo...

Impresionante. Si lleváramos gorra nos la quitábamos ante tal ejercicio contrafáctico y de moraleja devastadora.

Biosaludos.

Bufón Cósmico dijo...

No se donde he visto algo parecido, si en una peli o en una serie o en un programa de la tele.

Pero si, es buena idea. Me recuerda a la pel "El despilfarro" con Richard Pryor, donde el prota, debía gastarse 2 millones de dolares en tiempo récord.

Alvarito dijo...

Oye, pues la idea me parece cojonuda, pero tu última frase es bastante desalentadora. Aún así te doy el positivo.
Por cierto, te mango el vídeo para el Facebook!

VENGA MONJAS dijo...

WOFF! MUY BUEN BALÓN ESTE VÍDEO, PARTICIA.

A Boy Named Sue dijo...

inspirado por sus sabias palabras se me ha ocurrido escuchar el audio del youtube al reves y he descubierto mensajes celestiales capaces de devolverle la esperanza a la raza humana. en estos momentos estoy llorando de felicidad, como en un anuncio de compresas.

Patricil dijo...

@Nando: ¿Una muñeca hinchable? Mejor un brazo entero.

@Alex Kocher: Ahora que lo pienso, no sé por qué he dicho que no se lleva el cheque; ¡claro que se lo lleva! aunque la cantidad al cambiarla a euro será ínfima. Y ahí se verá su cara de decepción absoluta.

@Bufón Cósmico: Como en aquel anuncio-metáfora de Mercedes.

@Alvarito: Sírvete :)

@VENGA MONJAS: Muy hinchado, sí.

@A boy named Sue: Supongo que si el mensaje es celestial se convierte en satánico, y viceversa.

Artículos relacionados

Artículos relacionados