lunes, 18 de febrero de 2008

La ropa de entretiempo

Me dan rabia la primavera y el otoño. Me dan rabia porque nunca sé qué ponerme. ¿Manga corta o manga larga? ¿Pantalón corto o largo? ¿Jersey o abrigo? ¿Sudaré o pasaré frío?

Hace una temperatura variable y gilipollas que me obliga a reflexionar un rato largo ante el armario barajando cuántas capas de ropa me ponga y si es mejor llevar una camiseta fina y algo de abrigo o sólo un suéter más grueso. Toda una incertidumbre que condicionará cómo pasarás el resto del día; si cargando con una pieza de ropa de más o pasando frío.

Pero es mucho peor el remedio que la enfermedad: Me refiero a la ropa de entretiempo. Sí, la camiseta de ¾, el pantalón pirata o pesquero y la chaquetilla fina. Ropa con la que no te acabas de sentir a gusto y que no llegas a ver del todo útil, pero que acaba formando parte de tu fondo de armario para “por si acaso” y que sirve como peso final para desequilibrar la balanza ante una duda de compra: “Bueno, es bonito y, al fin y al cabo, te sirve para entretiempo”.

1 comentario:

alex dijo...

Lo que me parece realmente jodido es cuando salgo de casa a las 8 de la mañana, enfundado en el abrigo abrochado hasta el cuello, pero a mediodia tengo que volver a casa con 15º más encima. Cargando con el abrigo.

Saludos.

Artículos relacionados

Artículos relacionados